Rugby Mixed Ability y estilos de vida saludables
13th mayo 2020

Tarucas Mixed Ability nace en marzo de 2019, bajo el nombre de “Rugby inclusivo Chile”. Esta idea viene de noviembre del año 2018, cuando en Chile se hizo la primera jornada de rugby inclusivo, donde participaron más de 200 personas. A partir de ese día, comenzaron las reuniones que pretendían seguir con esa iniciativa que buscaba llevar el rugby a más personas. Gastón Dussaillant tenía el sueño de que su hermano menor Antonio, que tiene síndrome de down, jugara rugby como sus hermanos, al no encontrar ningún equipo, decidió, junto a Vicente Lazo, armar el primer equipo de rugby inclusivo de Chile, hoy conocidos como Tarucas Mixed Ability.

¿Por qué el nombre? – “Queríamos representar de alguna manera a la flora y fauna chilena, las Tarucas son una especia de venados endémicos del norte de Chile, parecidos a los huemules, de un menor tamaño. Un animal autóctono de la zona y que se encuentra en peligro de extinción” cuenta Vicente, uno de los fundadores del equipo.

A partir de marzo de 2019 comenzaron los entrenamientos, con mucho cariño, pasión y dedicación se juntaban en el club Stade Francais, sábados por medio, en la mañana. Al comienzo, participaban alrededor de 6 jugadores en situación de discapacidad cognitiva, y 10 facilitadores, y con el paso del tiempo, fueron llegando más personas interesadas en sumarse a esta iniciativa. En noviembre del mismo año el equipo participó en el encuentro de rugby inclusivo en San Juan, Argentina, siendo invitados por Daniel Fernández de Pumpas. Ese encuentro sirvió para certificar que se estaban haciendo las cosas bien, que el camino no sería fácil, pero que había que perseverar para conseguir lo que se quería, consolidarse oficialmente como el primer equipo de rugby inclusivo de Chile y de esta manera, poder llegar a más personas y poder apoyar a otras personas. Ricardo López, jugador de 29 años de Tarucas, nos comenta; “la primera gira a Argentina me permitió conocer a mis compañeros y realmente hacerme amigo de ellos”. No se trataba solamente de viajar y jugar rugby, sino que comprendió que la parte social es igual o más importante que la deportivo. Esta gira trajo un especial condimento a la vida de Ricardo, “en Argentina logré superar el miedo al contacto, lo enfrenté y pude seguir jugando, hice un gran tacle a un tipo enorme y se sintió muy bien”.

Una vez de vuelta en Santiago, el equipo se unió mucho más y poco a poco ha seguido creciendo, no solo en lo deportivo sino también en lo social, donde todos los miembros de Tarucas mantienen una buena relación interpersonal y se han convertido en personas significativas en sus vidas y el rugby se ha convertido en un estilo de vida, donde los valores son parte fundamental del día a día, Ricardo destaca: “compañerismo, amistad, perseverancia, optimismo, sacrificio”.

Este año era un año donde tenían grandes proyectos en mente, múltiples partidos en las canchas más grandes e importantes de Chile, mayor visualización en la familia del rugby local, crecer en números de jugadores y facilitadores. Actualmente, Tarucas cuenta con 23 jugadores en situación de discapacidad cognitiva, hombres y mujeres, más de 40 facilitadores que pertenecen 13 equipos de la primera división de rugby nacional. Este año además se sumó a Felipe Vercellino al directorio para apoyar a la organización y planificación de Tarucas 2020-2021. Durante este periodo se ha logrado sacar provecho a la pandemia, logrando organizar entrenamientos online dos veces a la semana, donde los jueves se entrenan destrezas individuales en relación al rugby y los domingos se hacen entrenamientos físicos y se invitan miembros significativos del rugby chileno, para que los jugadores conozcan y puedan hacer preguntas, y así poder darnos a conocer en el medio local.

Vicente Lazo comenta: “Tenemos como objetivo seguir creciendo, poder llegar a más personas, generando un impacto importante en sus vidas, no solo a través de la práctica deportiva, sino también la inculcación de valores y también de la transformación de la vida de las personas a través del vínculo y relaciones interpersonales entre los miembros, todo esto usando el rugby como herramienta de inclusión social”. Y tal como nos dice Ricardo López “el rugby me cambió la vida, antes yo tenía muchos miedos, y jugando pude derribarlos y superarme día a día” Tarucas busca generar un impacto en la vida y amistad en todos sus miembros y cercanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *